¿Por qué los fondos familiares son una estructura sólida en la gestión del patrimonio?

Published: 27/September/2019

Las familias y los activos familiares son cada vez más móviles, a menudo basados en varias jurisdicciones y sujetos a una variedad de leyes y regulaciones. Los principales retos de las familias, entre otros, son garantizar un retorno razonable del patrimonio, la continuidad de los negocios en el futuro cercano y una adecuada gestion familiar.

Existen una variedad de estructuras por las que las familias pueden optar para invertir sus activos, cada una con sus atributos y usos. En esta entrevista, hablamos con Bas Horsten de IQ-EQ para conocer más acerca de las oportunidades que presenta un fondo familiar.

Primero que todo, ¿qué es un fondo familiar?

En pocas palabras, un fondo familiar es una estructura cerrada (o algunas veces abierta) establecida para miembros de una familia. Las unidades o acciones de la estructura solo pueden ser accedidas por los miembros familiares que participan de esta, o por sus administradores de patrimonio.

Los fondos son populares entre familias con dinero, miembros de un club de inversiones y otros socios que buscan mantener el patrimonio junto e invertir en un rango de clases de activos de manera colectiva. Permiten que los activos sean consolidados, proporcionando una visión más clara del fondo de patrimonio colectivo.

Algo importante es que el fondo es una estructura “neutral de impuestos” que limita el debate alrededor de la asignación de las ganancias/ingresos de capital, por ser una estructura transparente que hace que la responsabilidad fiscal recaiga por completo sobre los inversionistas.

¿Cuáles son algunos de los méritos de establecer un fondo familiar?

Los fondos familiares son adecuados para una variedad de propósitos y situaciones. Para mostrar algunos ejemplos, un fondo es una elección adecuada cuando se busca: garantizar la continuidad del negocio familiar; resguardar activos de la desestabilidad política y económica o de actividad derrochadora; establecer legados de caridad; lograr flexibilidad en la reclasificación de ingresos y distribuciones para alcanzar necesidades individuales; asignar derechos de participación con o sin derechos de voto; y obtener un acceso más fácil a liquidez y apalancamiento. Entre los beneficios más significantes están las posibilidades de diversificación ofrecidas por una política de inversión flexible y sin restricciones y la consiguiente libertad de realizar trading.

Los fondos les permiten a las familias obtener el balance correcto entre una participación activa y una inversión pasiva en un formato objetivo y sostenible. Al mismo tiempo, permiten mayor escalabilidad y acceso a inversionistas externos, por lo tanto, mejorando el rendimiento. Adicionalmente, para oficinas de múltiples familias y transacciones de clubes familiares, un fondo es un vehículo ideal para implementar y gestionar asignaciones específicas de cada familia participante de manera segregada.

Un fondo puede ser estructurado y operado para cumplir con los cambiantes objetivos de inversión en un panorama económico dinámico. Las acciones en un fondo pueden mantenerse en una cuenta de valores o incluso en un contrato de seguro de vida. También pueden ser mantenidas en un fideicomiso o fundación para fines de protección de activos y planeación de sucesión.

Una estructura de fondo también proporciona un marco independiente y profesional para ayudar a proteger los activos familiares y gestionar el ingreso de cada miembro de la familia de forma individual. Las familias con dinero pueden no tener la experiencia o el tiempo para tomar decisiones de inversiones bien fundamentadas. Pueden por lo tanto asignar a un gerente de inversiones para que tome las decisiones de inversión del día a día, un administrador para que calcule de forma independiente los valores netos de los activos y un auditor para que verifique independientemente los registros financieros y métodos contables – cada asignación sirve para garantizar las mejores prácticas de la industria y el cumplimiento con las regulaciones locales e internacionales.

Además, un fondo puede ser segmentado, haciendo posible seleccionar varios gerentes o compañías de gestión dentro de un solo fondo, y de esta manera cumplir con los diferentes requerimientos de los diferentes miembros familiares. Por ejemplo, esto puede ser utilizado para permitir que ciertos miembros familiares inviertan en instrumentos de renta variable que están vinculados a clases de activos subyacentes financiados con deuda, si sus necesidades de flujo de caja así lo dictan. Vice versa, entidades a la medida pueden ser estructuradas entre el fondo e inversionistas individuales para propósitos específicos de planeación.

En resumen, un fondo ofrece gran flexibilidad, transparencia y versatilidad, y puede ayudar a mantener el patrimonio familiar junto, mientras que satisfice las necesidades individuales de sus miembros. Cuando se usa en conjunto con otras estructuras de planeación de patrimonio, los fondos familiares ofrecer una solución global de gestión de patrimonio, que incluye a toda la familia.

¿Qué comprende establecer un fondo familiar?

Para establecer un fondo familiar, existen un número de factores que deben ser tomados bajo consideración; desde el propósito específico que el fondo debe cumplir hasta su marco operacional. Escoger en dónde el fondo debe estar domiciliado también es una decisión importante, ya que cada jurisdicción tiene sus propias leyes y regulaciones.

Nombrar un administrador independiente para establecer el fondo puede ser de gran valor, especialmente si están involucrados en el proceso desde su inicio. Los administradores guían al gerente de inversión del fondo en las rondas iniciales de consultoría, conectándolos con asesores legales y de impuestos adecuados, con base en sus requerimientos específicos y por lo tanto preparando el camino para la mejor estructura posible.

En las rondas de consultoría, los aspectos que deben ser discutidos con el fin de delinear el marco operativo, son: el ambiente regulatorio con respecto a la política de inversión; la jurisdicción donde el fondo debe ser domiciliado; su gobernanza de gestión y corporativa, incluyendo directivas; la preferencia general de los potenciales inversionistas; los costos estimados de establecer y administrar el fondo; eficiencia impositiva para el fondo y el gerente de inversión; y los incentivos para el gerente del fondo, incluyendo honorarios y costos compartidos con los inversionistas.

¿Está usted viendo un mayor interés en fondos familiares entre sus clientes?

Si, los fondos familiares sin duda van en aumento y por varias razones – que principalmente tienen que ver con un mejor acceso a experiencia, gestión independiente y controles, y sólidas herramientas de planeación. Por ejemplo, en IQ-EQ, recientemente hemos asistido en establecer fondos familiares para importantes grupos familiares con dinero en Colombia y Brasil, incluyendo activos pasivos y productivos y variación en niveles de participación a través de los distintos miembros de la familia. En el momento de la contribución de los activos, se realizaron valoraciones independientes sobre las compañías operativas subyacentes, por lo tanto, proporcionando una valoración base para establecer los niveles correctos de propiedad y precios de los instrumentos. Similarmente, las juntas de asesoría de inversión fueron establecidas para la implementación de una estrategia de inversión establecida por los patriarcas de la familia.

También es importante anotar que el mayor interés en los fondos familiares está sucediendo en un contexto de mayor transparencia y regulación. De hecho, una ventaja importante de establecer un fondo familiar es el cumplimiento con los requerimientos de BEPS y OCDE. Esto no puede dejar de ser importante en el mundo de hoy, en el cual un total cumplimiento y sostenibilidad son considerados un estándar mínimo por parte de los reguladores e inversionistas, y requiere una planeación y estructuración cuidadosa a través de una jurisdicción reconocida y compatible.

Bas Horsten es el Director de Ventas y Desarrollo de Negocios para América Latina y el Caribe con IQ-EQ, un grupo líder en servicios de inversión que apoya a gerentes de fondos, compañías globales, oficinas familiares y clientes privados con operaciones globales.

E: bas.horsten@iqeq.com T: +599 9 461 12 99 (ext. 715)

www.iqeq.com